Estimulación Cognitiva

La Estimulación Cognitiva engloba un conjunto de actividades destinadas a “entrenar el cerebro”, es decir, a someterlo a ejercicio habitual promoviendo habilidades como la memoria, la atención, el lenguaje… para mantenerlo ágil y, de este modo, prevenir y/o retrasar el deterioro. 
Las actividades de Estimulación Cognitiva para Adultos están dirigidas a personas:
  • Sin deterioro cognitivo interesadas en prevenir su aparición.
  • Que empiezan a presentar algunos problemas de memoria.
  • Con deterioro cognitivo.
  • Con demencia (Alzheimer…).
En función de las necesidades detectadas y los intereses del usuario, diseñamos un programa individualizado, potenciando el uso de nuevas tecnologías y con ejercicios que le resulten motivadores (resolución de problemas de lógica, actividades relacionadas con la música,  atención, reminiscencia, actividades lingüísticas…). Todas las actividades pautadas buscan la  máxima potenciación de las habilidades cognitivas.  
Las sesiones, que tienen una duración de 60 minutos, pueden desarrollarse de forma individual o en pequeños grupos de perfiles similares.